El Proyecto Hidroeléctrico El Diquís (PHED) sustituyó un paso de fauna arborícola en la ruta que conduce a la localidad  de Potrero Grande, en Buenos Aires de Puntarenas.

El paso de fauna facilita el movimiento de especies arborícolas, -es decir animales que viven en los árboles-, permitiéndoles movilizarse  de un lugar a otro en sectores donde el bosque es interrumpidos por la calle.

De esta manera  pretende disminuir la muerte por atropellos o por exposición a depredadores.

La iniciativa fue desarrollada por el área de Biología y de Redes Eléctricas del Proyecto; con la colaboración de Servicio al Cliente de Pérez Zeledón.

De acuerdo a los estudios de Biología esa zona es parte de la ruta de paso de los monos tití, especie endémica y en peligro de extinción, que recorre gran parte de la margen izquierda del río Grande de Térraba, precisamente en el sector de Paso Real-Potrero Grande, área de influencia del PHED.

Los pasos de fauna arborícola que se están empleando se han construido con materiales de desecho, para reciclaje o materiales almacenados sin uso, adquiridos con la colaboración de varias áreas como redes eléctricas, servicios generales y obra civil.

El programa se implementa en algunos sectores clave, previamente estudiados en esta fase de pre-factibilidad, donde las vías de tránsito del área de influencia del proyecto atraviesan bosques o rutas de fauna.

Los pasos de fauna colocados son monitoreados para evaluar su efectividad además de registrar fauna arborícola en la zona de influencia.

Durante la colocación del paso se entregó información a los conductores, además en casas, escuelas y colegios cercanos, para generar mayor conciencia de la situación entre los pobladores como parte del compromiso con el ambiente y la comunidad que mantiene el Proyecto Hidroeléctrico El Diquís.