El cantón de Buenos Aires de Puntarenas, podrá contar con  recursos para el mejoramiento y reparación de las carreteras vecinales. El monto asciende $5.582.037 y obedece a los fondos provenientes del préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

 De los 6 cantones de la zona Sur, solo el cantón de Buenos Aires cumplió a cabalidad los requisitos para usar esos recursos. Mientras que a nivel nacional de los 81 cantones solo 18 lograron reunir los requisitos para utilizar esos dineros, provenientes del préstamo por $850 millones del BID.

 Ese grupo de municipalidades cumplió con el acuerdo firmado en el 2008, que pide, entre otras condiciones, los perfiles de los proyectos viales por desarrollar. El MOPT fue designado coordinador y ejecutor, así como encargado de licitar cada uno de los proyectos.

En el caso de Buenos Aires las mejoras se llevarían a cabo entre los 9 distritos que posee, principalmente con proyectos ligados a puentes cantonales, así como mejoras al distrito principal.

Dentro de dos meses podrían comenzar los primeros proyectos de mejoramiento de la red vial cantonal con recursos del BID y apoyo del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

 Los primeros 18 convenios suscritos tienen un plazo de 2 años para comenzar a desarrollar las obras porque de lo contrario perderán los recursos y estos serán reasignados a otros municipios. Estos proyectos pueden tener una duración máxima de hasta 8 años.

En total el BID ha destinado $200 millones para prestarle al país con el fin de realizar este tipo de obras. No obstante, este dinero no puede cubrir la totalidad de los trabajos, ya que para cada uno de los proyectos el cantón debe aportar el 17% de contrapartida.

La ejecución de los proyectos se va a efectuar bajo licitación pública, de manera que no se trasladan los recursos a la municipalidad. Todos los contratos deben ser fiscalizados por el MOPT, en donde ya se cuenta con una unidad ejecutora. También los ayuntamientos van a tener que poner en sus unidades el ingeniero y el supervisor.

Se pretende impactar alrededor de 1.500 kilómetros de caminos en todo el país, priorizados conforme a planes cantonales de desarrollo vial, a través de diversas obras de rehabilitación mejoramiento y mantenimiento periódico y rutinario, así como puentes.