Seleccione el tipo de búsqueda
 
  • Sitio
  • Web
Search

Área Social

facilitadora en la construcción de la viabilidad social

El Área Social del Proceso de Gestión Socioambiental fue constituida en el año 2006 cuando se oficializó la necesidad de profundizar el conocimiento de la zona de influencia del PHED. Cuenta con un equipo de Sociólogos, Antropólogos y otros colaboradores, quienes tienen la tarea principal de apoyar la búsqueda y construcción de la viabilidad social del Proyecto junto con las comunidades del área de influencia.

La viabilidad social se asume como una construcción conjunta con las comunidades directamente relacionadas con el Proyecto. La población no se percibe como un adversario sino que se le incluye desde un rol constructivo donde la comunidad afectada colabora en la identificación de potenciales impactos ambientales y sociales de los proyectos.

De este modo es posible resolver en conjunto los impactos según sus condiciones socioeconómicas y culturales, y a su vez potenciar el bienestar de la población con las medidas de compensación social.

Para determinar y construir esa viabilidad social es necesario llevar a cabo una serie de acciones que permitan conocer la realidad social y cultural de la zona en la que se llevará a cabo el Proyecto. Por ello, ha sido indispensable la ejecución de una estrategia que permita contar con el conocimiento general de las poblaciones para poder determinar cuáles son los impactos que generaría el Proyecto y las mejores medidas de mitigación, así como la manera más adecuada de discutirlos y analizarlos con la población involucrada.

Para lograr lo anterior, se ha emprendido un trabajo sistemático y constante a partir de una estrategia basada en tres ejes fundamentales:

  1. Eje de Investigación: Permite generar el conocimiento requerido de las comunidades, las características principales de la población, actividades económicas, organización y cultura; con el fin de poder establecer un panorama general de la comunidad y tener claridad en las posibles implicaciones que el proyecto podría generar, según las particularidades de cada población. Es principalmente sobre esta base de investigación que se realizará la identificación de impactos sociales en la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).

  2. Eje de Información: Permite que las poblaciones tengan conocimiento de las características del Proyecto y sus posibles implicaciones, con el fin de generar discusiones y diálogos abiertos. Además, se parte del principio que en el tanto la población esté informada puede crearse un criterio válido que le permita analizar y tomar decisiones, durante un posterior proceso de participación y consulta, encaminadas a determinar si los impactos identificados y las medidas propuestas en el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) se encuentran acordes a la realidad y a los impactos que el Proyecto ocasionaría en caso de realizarse.

  3. Eje de Interacción: La interacción constante con las poblaciones ubicadas dentro del Área de Influencia Directa (AID) del Proyecto, ha permitido la retroalimentación constante; así como, a partir del trabajo conjunto, la consolidación de organizaciones comunales dedicadas a dar seguimiento al Proyecto con las cuales se han generado propuestas y acciones conjuntas, así como acuerdos a corto y mediano plazo. Todo esto, en el marco de un proceso permanente de fortalecimiento organizacional.

Esta estrategia para construir la viabilidad social impulsa la participación en la elaboración y ejecución de planes de trabajo basados en las distintas visiones de desarrollo, los cuales sustentados en la base del consenso, toman en cuenta las necesidades comunales y las necesidades del Proyecto.

Las principales tareas a las que se dedica el Área Social responden a los tres ejes descritos anteriormente y se pueden resumir en las siguientes actividades:

 

 

AI: Área de Influencia

AP: Área del Proyecto

CDE: Comisión de enlace

EsIA: Estudio de Impacto Ambiental


Como parte de los retos actuales que enfrenta el PHED para lograr la viabilidad, están los procesos de Participación Pública y de Consulta Indígena, pues además de los análisis técnicos que se realizan, es necesario asegurar la participación de los pueblos que están directamente vinculados con el Proyecto, para que éste se apegue a la realidad de las poblaciones que habitan la zona. En virtud de este importante tema el PHED está procurando crear las condiciones necesarias para que estos procesos se lleven a cabo de la manera más adecuada y respetuosa de los derechos de las poblaciones potencialmente impactadas.